Tres años y cuatro meses

Autor: Vane  //  Categoria: General

Muchisimas gracias Ana, realmente todos y cada uno de esos carteles son ciertos y he pasado por todos ellos….me he replanteado mi fé y mi religión, no soy ni parecida a la que era antes de la perdida de Diego, hay dias muy buenos y otros terribles, ahora río y me puedo pasar la noche llorando…..no me consuela el tener a David, antes tenía a los dos……… no se cuanto dura un duelo….. pero creo que para siempre……mi cuerpo ha sufrido cambios, en mi caso fue una gran pérdida de peso y el maldito insomnio, desde que murió Diego duermo con la televisión puesta, no soporto la oscuridad ni el silencio….en cuanto mi mente queda libre piensa en el…rememora ese día y todos y cada uno de sus minutos, su despedida desde la ventanilla del autobus del cole, la llamada de mi marido, el juzgado, el hospital, el tanatorio….la caja blanca que tanto me impactó donde el dormía…..el dolor en los rostros de la gente que quiero, la carita de David y su pregunta sin respuesta….mami, porque se ahogó Diego? la mayor impotencia que he sentido en mi vida, el no poder hacer nada…..el coche funebre, el nicho……la cajita de nuevo…… la vuelta a casa sin el….. el dolor del alma, ese que nadie me había explicado y creí que nunca sentiría, sinceramente creí que no existía, la palabra “muerto” acompañando su nombre, tres esquelas en un periodico, la cara de mi marido, el dolor en los ojos de toda mi gente. Sinceramente dudo que ninguno de nosotros volvamos a ser ni parecidos….. ni la sombra de lo que eramos.Desde el primer momento mi prioridad fue hablar de el, y no dejar de nombrarlo jamás, que David lo recuerde siempre y que la gente conociese a ese pedacito de mi que marchó sin ser su momento…..que nadie lo olvidase,que sus primos pequeños y sus amigos no se olvidasen nunca de su compañero de juegos, que viesen esa carita preciosa, esa mirada tan dulce….sencillamente que no sea yo la única que lo recuerde, y sinceramente creo que lo he conseguido, todos y cada uno de nosotros hablamos de el con total normalidad, no nos da miedo nombrarlo o recordar lo que hacía, en conversaciones sobre hijos yo hablo de el, por supuesto, yo tengo y tendré siempre dos hijos, y si los demás cuentan sus experiencias yo tambien las cuento, con los dos y con total naturalidad, Diego ha sido una parte importantisima de mi vida y jamás dejaré de nombrarlo y recordarlo, incluso he conseguido que gente que no lo conocía ahora se acuerde de el y sepa un poquito más de su vida y de lo felíz que fue….realmente la verdadera muerte es el olvido (en mi caso) y Diego no morirá nunca mientras yo siga aquí!!! Un besazo guapa me has inspirado este post.

Daisypath - Personal pictureDaisypath